CERRAR
';
Nacional Norte
blog rss


Así ven las "escándalosas" imagenes en España

Sé que en internet muchas veces se dejan mensajes fuera de tono, aprovechando el anonimato, pero me causaron mucha gracia, con ese humor muy español, algunos de los comentarios de los que vieron el “gran y relevador” video de Récord que tanto absurdo escándalo ha generado y que fue reproducido (aún más exageradamente) por Marca (primo-hermano de Récord).

 

Así lo relata Marca:

Pillan fumando y de fiesta en su habitación a Cuauhtémoc Blanco

  • El diario ‘Record’ mexicano grabó unas imágenes en donde se puede ver al jugador fumando en la ventana de su habitación.

El delantero de la selección mexicana Cuauhtémoc Blanco fue pillado fumando y de fiesta en su habitación durante la concentración de su combinado en Alemania. El diario ‘Record’ mexicano grabó unas imágenes en donde se puede ver al jugador fumando en la ventana de su habitación y con la música alta.

Según el medio de comunicación, la fiesta finalizó a las cuatro de la madrugada y en donde también se encontraba el defensa Juárez.

Les dejo algunas de esas expresiones

“Cuantas ganas de hacer daño, como dice bien menudo desfase de fiesta, hoy en dia un 35% de jugadores fuma, que es lo unico que esta haciendo Cuauhtémoc”  Raidex

30.May.2010 | 12:02

“Joder ni que fuera delito. Pobre hombre, con ese nombre normal que tenga que fumar de todo para evadirse de la realidad”  KimiraikkOnen

“que problema hay en q un jugador fume? no se q cantidad de jugadores fuman, pero se, x ejemplo, q johan crujff fumaba bastante, y eso no le impidio ser un gran jugador, o maradona incluso a parte de sus otras adicciones, tambien fumaba, y fue un gran jugador en la historia del futbol”  Albertomerino

“He de reconoceros el trabajo bien hecho. Eston si que es periodismo en u pura esencia”. Lukimena

“Pues si eso es una fiesta mexicana.. se rompe el mito desde luego.. desde luego la prensa mexicana no le va a la zaga a la española.. en hacer sangre de cualquier cosita para vender..” Yulai1

“menuda fiesta,dos personas con tabaco y música, que desfase” Chiniyo

“jajajajajajaja se lo pasaban bomba con un pitillo y la musica alta,desde luego un fiestón………” Camarghaton

” fumando? en una ventana? pero como pueden permitir esoooooooo!!! jajajajajaj”  Shurperro

“bueno siempre he pensado que a un jugador hay que criticarlo o ensalzarlo por su trabajo en el campo. No entiendo que problema hay en que se fume un cigarrito. Pero esto es como todo,si al dia siguiente sale este tipo y mete 2 goles nadie se acuerda de esto. Estas cosas solo salen a la luz si el equipo no gana. Mejor ejemplo: Ronaldinho salia exactamente lo mismo los 2 años que se salio en el Barca que el ultimo en que lo echaron casi apestado del club”

Pakero 77






Periodismo y futbol chatarra

Hay un diario deportivo que se la pasa “exigiendo” a los entrenadores y equipos que no jueguen al “puntismo” y que ofrezcan espectáculo, lo cual me parece loable. El problema es que ese mismo medio se maneja con la misma norma de “el fin (VENDER) justifica los medios”. Osea, critica el futbol-chatarra haciendo periodismo-chatarra, algo que no suena demasiado congruente.  ¿Sabrán a qué medio me estoy refiriendo?. Saludos






La foto de Piqué e Ibra

No, no la pienso publicar. Y créanme que no es porque le vaya al Barca o no. Esta es una postura periodística, no personal. Me parece muy penoso que muchos medios la hayan morbosamente publicado como si de información “oportuna” se tratara. El tipo de relación que tengan Gerard Piqué e Zlatan Ibrahimovic, si es que la foto resultara para alguien reveladora, es cosa de ellos. Sí tuvieran una preferencia sexual “diferente” a la que las masas “desearían” , lo que  tampoco se puede desprender de una foto cuya autenticidad ni siquiera está comprobada,  sería muy su vida y en nada debería afectar el juicio que de su rendimiento haga el periodismo o tenga la opinión pública.  Entiendo que estos medios ingresen a las redes sociales (Facebook, Twitter, etc) buscando “algo” diferente, pero en ese afán, se está cometiendo el error de darle veracidad a cualquier cosa que aparezca en ellas, sin comprobar o verificar la información, algo que es primordial en esta profesión.

Lo curioso es que luego, cuando les toca desmentir la mala información que ellos publican, “culpan” a esas redes sociades, las cuales pueden ser un útil medio de comunicación personal, y en algún mínimo caso fuente de información, siempre y cuando ésta resulte verificable.  Me gustaría pedirle más seriedad y responsabilidad a esos medios, pero en algunos casos eso sería perder el tiempo.

 






Los más desbordados y absurdos elogios de la prensa mexicana

Primero que nada quiero aclarar que soy uno de los que muchos que quedaron deslumbrados por ese último cuarto de hora fantástico que registró Javier Hernández el sábado pasado ante Estudiantes. No es habitual que un futbolista de 21 años sea el mejor goleador de México en los últimos ocho meses y sin duda la máxima figura del recién iniciado Bicentenario 2010 y por ende merece, a mi parecer, ser convocado por Javier Aguirre a alguno de los partidos de este primer semestre del año que son considerados de observación para ver si el delantero del Guadalajara puede mantener un nivel similar ante una exigencia mayor.

Pero no por ello dejo de reconocer que la labor de los medios y en particular de varios colegas, como es habitual, caen en la desmesura, en la exageración y en la alabanza excesiva olvidando tantos y tantos yerros cometidos en el ayer. Hoy “Chícharito” es el crack que México esperaba y para muchos al Mundial el TRI tiene que ir Javier Hernández y 10 más. Más ecuanimidad por favor. Y eso no quiere decir que haya que dejar de entusiasmarse por la aparición de un futbolista joven con grandes atributos que si sigue creciendo puede ser un jugador importante en el medio local y tal vez internacional, pero todo a su tiempo.

Sin abusar de la memoria, recuerdo que se dijeron maravillas y se gastaron todos los adjetivos para alabar a jugadores como Luis Ángel Landín, César Villaluz, Ever Guzmán, Omar Arellano Riveron o Pablo Barrera, por citar algunos ejemplos recientes. Casi siempre se trató de futbolistas jovenes que cuando aparecieron causaron sensación y que poco tiempo después perdieron fuelle.

Hoy acudo a ustedes para que me ayuden a recordar los elogios más desbordados y absurdos -y de ser posible sus responsables- que se han regalado en la extremista prensa mexicana y quienes fueron las promesas que invitaron a cometer el pecado  periodístico de la exageración. ¿Me ayudan? Tal vez exhibiendo semajantes desatinos aprendamos a medir un poco más nuestras palabras.






Otra oferta estadística muy atractiva

El corazón estadístico de la extinta revista Soccermania lo conformaban dos extraordinarios amigos y colegas, Gerardo Gutiérrez y Omar González quienes desde Monterrey ahora han lanzado su propio portal de internet: Goles y Cifras. Invito a los amantes de la estadística -que afortunadamente en este espacio son muchos- a conocer este nuevo esfuerzo periodístico al que le deseo la mejor de las suertes. Tengan por seguro que la información que ahí se maneja suele ser precisa como pocas y que hay poca gente tan profesional y que tenga un acervo tan completo como el que tienen Omar y Gerardo. Espero que un día, la vida me permita volver a trabajar con ellos. Fue un deleite.

Esta es la dirección de la página:

http://www.golesycifras.com.mx/






Otra grosería de TV Azteca

Ya se está haciendo costumbre. Nuevamente el momento culminante de un campeonato, la entrega del trofeo, no fue transmitido como merece. El acto de premiación  fue diferido o de plano suprimido por TV Azteca, que prefirió cortar la transmisión desde el EstadioAzul para heredarle “raiting” a su siguiente programa, de muy bajo nivel por cierto.

Ya había sido suficiente con tener que aguantar que nos bombardearan toda la tarde “inflando” o “promoviendo” una función de box de tercera y un programa de quinta reciclado hasta el hartazgo como “La Academia”, cuya “histórica” Semifinal se efectuó en Guatemala. Digno de una televisora de pueblo que explota un “gran evento” intentando retener una audiencia para otros evebtos que en realidad no lo son, los del Ajusco se comportaron este domingo y dejaron a los seguidores del Monterrey sin poder disfrutar libremente uno de los momentos más importantes de su historia. Toda una falta de respeto, no sólo para los seguidores rayados y para millones de televidentes que estabamos en sintonía, sino para todo el futbol mexicano.

A la FMF habría que exigirle -sus directivos máximos sé que lo tienen ni la personalidad ni la independencia para hacerlo- que al menos “solicitaran atentamente” a las televisoras (porque este numerito también lo ha hecho Televisa) que se transmita íntegramente  la ceremonia de premiación, o de lo contrario, “venderla” al mejor postor como un evento aparte.

Lo que no se vale, por el mismo respeto al producto que representa el futbol mexicano -y mucho menos de parte de uno de sus “socios comerciales” más importantes, es menospreciar la importancia del momento culminante de un torneo. Es absurdo que una televisora que difunde más de 80 partidos por torneo, más de 160 horas de transmisción, no sepa entender la relevancia de esos 20 o 30 minutos extra.

Aunque en realidad, ninguna de las dos televisoras nunca ha profesado un gran respeto por su audiencia, aunque supuestamente trabaja para “consentirla”.

 






Para sacar un rating propio del Costa Rica-México

Hace un par de meses, Televisa solicitó al IBOPE  (Instituto Brasileiro de Opinião Pública e Estatística, una empresa multinacional que mide audiencias en distintos países y lo hace en México desde 1991) cambiar el 100 % de la muestra de hogares en los que en México se basa la medición de audiencias para garantizar la confiabilidad de los datos luego de que el ex director de IBOPE fuera incorporado a TV Azteca. Según leo en la revista etcétera, la empresa aceptó la solicitud pero advirtió que lo hará hasta dentro de un lapso de 18 meses, por lo que quedará, por obvias razones, en tela de juicio el trabajo de esta empresa durante todo el 2010, en el que hay un evento como el Mundial, cuya batalla por controlar ese muestreo será feroz.

Se sabe que, lamentablemente, son los ratings (entiéndase el porcentaje de hogares y televidentes observando un programa a una hora determinada) los que marcan en la televisión abierta el éxito de un programa y validan o invalidan los contenidos del mismo, y que tanto Televisa como TV Azteca son capaces de cualquier cosa por ganar en esa batalla que resulta fundamental a la hora de vender los espacios publicitarios, muchos de ellos condicionados a tener ciertos puntos de rating para subir o bajar su costo.

El caso es que muchos creen aún hoy que el rating se mide casi por telepatía, y que tener la tele prendida en un canal da rating en el acto, y no es así. Hay que aclarar que estos cálculos se sustentan únicamente en una muestra muy reducida de algunos televidentes que han permitido que en sus televisiones se instalen ciertos aparatos y sólo son éstos los que “puntean” para esta medición, por lo que el espectro en realidad es muy reducido aunque sus repercusiones no lo son.

Dejo aquí una explicación que IBOPE ofrece sobre lo que es el rainting y como se mide:

 
¿Qué es el rating?

El rating indica el porcentaje de hogares o televidentes con la TV encendida en un canal, programa, día y hora específicos (o promediando minutos y fechas), en relación al total de TV Hogares o televidentes considerados. Su fórmula es:

 

 

 

El peso es el índice de representatividad, es decir, es el valor que se calcula para cada hogar o individuo de la muestra, de tal modo que la suma de los pesos de todos los hogares o individuos que se están considerando, sumen el universo de estudio respectivo.

De acuerdo a la fórmula anterior, el rating puede interpretarse de dos maneras diferentes:
Por ejemplo, un cierto programa con 30 puntos de rating puede significar que:

• El 30% de la audiencia posible está viendo el 100% del programa.
• O que la audiencia total (el 100%) únicamente vio el 30% del programa.

El rating es la más usada de las múltiples variables de audiencia que describen los hábitos de exposición del televidente, no obstante, existen otros indicadores que se utilizan para estos fines, entre los cuales encontramos:

• Encendidos: Porcentaje de hogares con la TV encendida en relación con el total de hogares con TV. Es necesario aclarar, que para medir Encendidos Hogares, se contabiliza un solo televisor por hogar, independientemente de que se estén midiendo más aparatos. En el caso de Encendidos Individuos, sí se consideran todos los televisores que se estén midiendo en el Hogar. Se dice también que es la suma del rating de todos los canales y señales emitidas por la televisión en un momento determinado.

• Share: Porcentaje de hogares sintonizando un canal específico con relación al total de hogares encendidos, es decir, representa la participación de un determinado canal en los encendidos.

 

Por todo ésto, les pido que hagamos un muestreo en este espacio. No quiero ser pretensioso (ni convertirme en el nuevo IBOPE, ja ja) pero no está de más que cada uno de nosotros hagamos el Raiting de Futbolteca escribiendo con que empresa -Televisa o Tv Azteca, verán el partido entre Costa Rica y México, y en cual o cuáles de los siguientes rubros sustentaron esa elección:

Veré el partido por:

Me gusta más por…

1) Sus comentaristas

2) Por la calidad de imagen y las tomas de la transmisión

3) Porque tiene menos sucia (menos publicidad) la pantalla

4) Por costumbre

5) por razones ajenas a mi voluntad (en el bar o restaurante en donde lo veo no puedo elegir, en mi casa no se ve bien tal canal, etc)

Hagamos el ejercicio antes del juego, y luego después del mismo y vemos como salió. ¿Les parece?

Yo respondo más adelante, para que no se crea que quiero influenciar con mi opinión a quienes amablemente participen en este experimento.

 

 






Futbol rosa y amarillo

No saben la flojera y verguenza que me dan los medios deportivos cuando caen en el juego barato y morboso de ponerse a hablar de Giovani y su relación con Belinda. Sí andan, sí ella sale con alguien más, sí él está triste, sí ella no lo deja dormir…me parecen chismes de lavadero dignos del peor periodismo (ni siquiera debería llamarlo así) que se ejerce en el mundo, el de espectáculos, “famosos” y “celebridades”.  Pero parece que algunos pretenden ponerle tono rosa y amarillo a esta clase de historias para “vender”  notas depotivas como venden tvnotas. Entiendo que hay un mercado consumidor y que muchos medios son manejados con la única intención de vender más y más aunque haya que difamar, espiar, pagar  y meterse en la vida privada de ciertos personajes que normalmente cometen los mismos errores que cualquiera de nosotros pero son exhibidos como verdaderos delincuentes. Sé que hay quien se presta al juego. Yo honestamente no. Y por eso, porque respeto mi profesión y respeto la inteligencia de quien creo -o quiero- que me escuche o lea, me niego a caer en esa moda de quinta y mucho menos creer que eso es “lo que la gente quiere”. Es evidente que hay consumidores que patrocinan infinidad de atrocidades periodísticas, pero yo me bajo del barco. No cuenten conmigo para darle de comer a los lobos, y miren que entiendo mi profesión como un ejercicio incómodo y crítico,  que no me gusta quedarme callado y a veces me podido ser muy duro en un análisis o muy severo en un adjetivo,  pero meterme en la vida privada de un deportista no me interesa en lo absoluto y hacer un chascarrillo al respecto tampoco creo que sea nutritivo para la sociedad en la que vivo. Perdón por escribir en primera persona, espero entiendas este desahogo.






Cinco goles nos llevaron de la depresión a la euforia

Es una pena que la mayoría de los colegas resulten tan volubles, inestables, poco analíticos  y desmemoriados.  Hoy una buena parte de los periodistas deportivos  se “acomodan” al sentido del viento, se dejan llevar por el fervor y el optimismo y se suben al barco de la desmesura. De algunos de ellos no me extraña. Lo han hecho una y mil veces. Llevan años siendo especialistas en el “arte del veletismo” y lo peor es que una buena parte del “público” sigue creyéndoles.   Lo concreto es que a unas horas del crucial juego entre México y Estados Unidos, la mayoría de ellos se atreven sin empacho a anticipar la victoria del equipo de Javier Aguirre (Hasta por goleada) y no le otorgan ninguna opción de victoria al equipo de Bradley.  Muchos de los que hoy expresan un desmedido triunfalismo son los mismos que no hace mucho se “burlaban” de la Selección Mexicana por estar jugando amistosos contra Venezuela y Guatemala mientras EU enfrentaba a grandes equipos en la Copa Confederaciones, y anticipaban el peor de los desastres para este día 12, o habían empezado a dudar del trabajo de Aguirre y hoy, ya lo han vuelto el “non plus ultra” de los entrenadores.

Muchos de los que creen que el factor Azteca será suficiente para hundir a los rivales, han olvidado que en ese mismo estadio recientemente se ganó “apenas y a penas” a Honduras o Trinidad y Tobago, y que los estadounidenses sin ser unos “superhombres” ni mucho menos, no son jugadores amateurs o imberbes que se vayan a “espantar” por más lleno que esté el estadio.

Yo no discuto que exista la posibilidad de que, en efecto,  México gane el día de mañana y la historia se mantenga intacta. Los números son claros, EU jugó a nivel mayor 23 veces en suelo mexicano, sufriendo 22 derrotas y rescatando apenas un empate. Tampoco voy a ignorar que la inercia del equipo verde luce hoy muy diferente y que el 5-0 de la Final de la Copa Oro del 26 de julio evidentemente ha servido para mejorar “el entorno” y subir la confianza de los jugadores, elementos que por supuesto hay que considerar como positivos.  Pero nuevamente detecto ese mal que no es otra cosa que síntoma de una tremenda inmadurez. Tenemos la maldita costumbre de pasar de la depresión a la euforia, sin escalas y de un extremo al otro casi sin darnos cuenta. Somos capaces de “vender caro” por la mañana al equipo estadounidense como un “gigante invencible” y en la tarde decir que no vale nada , que es un equipito de quinta, y lo mismo pasa con la selección nacional a la que casi con disimulo la llevamos de no servir para maldita la cosa a estar a un paso de ser potencia mundial.

A ese extremismo enfermizo, hoy le agregamos un resultado atípico y escandaloso como el famoso 5-0 y  la cosa se pone peor. Ahora resulta que México hizo una “gran” Copa Oro,  y que una buena parte de ese equipo que hasta antes de la Final -o incluso en el descanso- generaba muchas más dudas que certezas hoy está conformado por grandes jugadores, tiene un funcionamiento colectivo muy efectivo, un entrenador que se las sabe de todas todas,  y llega en mejor momento que EU.

Ojalá que sí, que México obtenga la victoria. Pero tampoco debemos olvidar que  existe una seria posibilidad de que eso no ocurra, y que tampoco debería resultar extrañoque Estados Unidos obtenga un empate o inclusive un triunfo, porque si bien es cierto nunca lo ha hecho -ganar en e Azteca- tampoco nunca pareció más cercana esa posibilidad.

Han bastado apenas 35 minutos en New Jersey para borrar largos meses de “crisis”, un montón de malas actuaciones, de bajos rendimientos, una tremenda inestabilidad técnica, y hacer olvidar la mediocridad de muchos de los jugadores mexicanos que han sido convocados en los últimos meses o que siguen siendo considerados.

Pero para colmo, lo logrado por México además -la magia de la percepción-  ha sido suficiente también para restarle méritos -casi todos- al ordenado y competitivo equipo de EU, que lleva casi tres años de trabajo con un mismo entrenador, que tiene por lo menos unos 30 o 40 juegos con una misma base, y que en su más reciente torneo, la Copa Confederaciones, logró quitarle un largo invicto a España y hacerle un partido muy serio a Brasil.

Y no sé si deba aclarar -a veces parece que algunos también lo han olvidado- que cuando se conquistó la Copa Oro con esa inolvidable Final, se hablo de que la Selección Nacional de Estados Unidos a la que se había vencido era un equipo “B o C”, pero que también esa selección de México estaba lejos de ser la “A”.

Bueno pues ahora resulta que el TRI jugará casi con los mismos hombres que lo hizo el 26 de julio -salvo Salcido, Rojas, Guardado y tal vez Cuauhtémoc- pero con la evidente diferencia de que esta vez enfrentará al equipo “A” de EU, aquel que tuvo un buen papel en la Confederaciones de Sudáfrica, y que también llega, moralmente, con la autoestima elevada. Espero que no nos estemos engañando y luego nos hagamos los sorprendidos. Es claro que  el factor anímico ha mejorado notablemente y puede  sustentar, tal vez, un mejor rendimiento futbolístico en lo individual y en lo colectivo, pero si somos sensatos  y ambas selecciones tienen este miércoles una actuación promedio de las que han tenido a lo largo de la eliminatoria, por lo menos habría que ser más cautos en el análisis y menos triunfalistas en la postura. Y entiendo que como visitante esta misma selección de EU no ha obtenido grandes resultados, de hecho en sus tres últimos juegos rumbo a Sudáfrica EU perdió en Trinidad y Tobago y Costa Rica y apenas empató en San Salvador. Pero nosotros tampoco tenemos mucho que presumir, al menos en cuanto a actuaciones convincentes, en los últimos juegos en el Azteca y ante rivales de mucho menor rango. Insisto que todo puede pasar este miércoles en el Azteca, pero dejar de verlo así es engañarnos y pensar que no hay manera de perder es, al menos, abusar de la ingenuidad.

Basta repasar el tránsito de México durante la presente eliminatoria, el más accidentado y penoso de la historia, para al menos mantener ciertas reservas. Y lo digo como periodista, que es el rol que me corresponde. Mi profesión no es echar porras, aunque mis deseos sean como el de millones de mexicanos, que se gane y se defienda la última fortaleza que nos queda “virgen” ante EU, el jugar en casa. 






Ofensas contra Récord

Okey, el jugador de las Chivas, Gonzalo Pineda, insultó desmesuradamente a Récord?según se reporta en el portal del propio medio en el que se cita textual:”Hoy se señala a cuatro compañeros que según ustedes no van a iniciar, y señaló a RÉCORD en lo individual, molesta esto, ya que aquí no es de cuatro compañeros, ni de cinco o diez, somos todos y vamos en el mismo barco, me molesta que la prensa ya son directores técnicos y ahora van a estar rompiéndole la ma? al equipo, no vamos a permitir eso y ya estoy hasta la ma? del pin? RÉCORD que siempre se la pasa chin?y estoy hasta la ma? de sus pin? rumores, es la última vez que hablo de estas situaciones, ya son muchas chin?”.

Mal por el jugador, más allá de que pueda ser o no comprensible su molestia. Pero para mí, personalmente, esas no son las peores ofensas del día para Récord. Lo más ofensivo, para la seriedad del medio, se publicó en la contraportada del periódico, y se lo deben a un connotado columnista, que a mi juicio ?ofendió? al diario, al periodismo y a su propia credibilidad.

Lástima que no tenga manera de reproducirlo textualmente, si alguno de ustedes lo tiene a la mano, agradeceré que lo reproduzca en un comentario tal cual,  el tercero de los fragmentos ahí publicados.

 






Siguientes Posts